Buscar

Qué hacer en 7 días por la Costa Brava

Actualizado: 12 dic 2021

La Costa Brava ha sido una de las grandes sorpresas que me he llevado en España. No que España no sea sorprendente, pero lo de la Costa Brava es diferente. Luego de haber recorrido muchas costas de la península, y también las archi-deseadas islas Baleares, puedo afirmar que el grado de sofisticación que se encuentra en esa zona de España es única.


No es ningún secreto que las playas y calas del Mediterráneo tienen lo suyo, arena transparente -o piedras- y aguas cristalinas, temperaturas ideales y un joie de vivre diferente. Si a eso le sumamos, lo que tampoco es un secreto, que la gastronomía catalana está muy por encima de la media mundial, pues el resultado es, por decir lo menos, óptimo. En pocas palabras, la Costa Brava es deslumbrante, diversa en naturaleza, gastronomía y cultura, y definitivamente un lugar que querrán visitar.


Al ser una zona territorialmente extensa, yo recomiendo hacer base en un sitio estratégico y desde allí recorrer los pueblos costeros y calas, y los pueblos de interior a un buen ritmo. Si van por una semana, que es lo mínimo que yo les recomendaría, podrán conocer mucho, y dejar algunas cosas como excusa para volver.


Yo les recomiendo ir con coche si o si. Es la única forma eficiente de recorrer todo lo que les voy a recomendar.


Día 1: Llegar al primer hospedaje en la zona de Begur, comer en la cala Sa Tuna y darse un primer chapuzón, cenar en el pueblo de Begur.


Día 2: Hacer el Camí de Ronda de Aigublava a Platja Fonda. Comida en Toc al Mar y tarde de playa en Aiguablava. Aperitivo en el Jardí de Can Marc a la hora del atardecer y cena en Begur pueblo.


Día 3: Salida por la mañana a Girona, visitas: la Catedral con su escalinata; los baños árabes; callejear por la judería / casco antiguo; paseo por la muralla para ver las vistas; Sant Pere de Galligant; las vistas de las casas del rio Onyar desde el Pont de les Peixeteries Velles (o puente Eiffel); la Pujada de Sant Domènec en la judería. Comida en Normal, helados en Rocambolesc. Por la tarde, llegada a Mas de Torrent, cena en el hotel.


Día 4: Día de disfrutar el hotel: yoga, bicis, spa, piscina. Comida en el hotel y por la tarde salir a pasear por Pals y Peratallada. Cena en los arrozales de Pals, en Sol Blanc.


Día 5: Ir a conocer los Jardines de Cap Roig (opcional, no es un must). Luego paseo por Calella de Palafrugell (una preciosidad), comida en La Blava. Luego, si queda tiempo, hacer Camí de Ronda hasta Llafranc e ir hasta el Faro de San Sebastiá para ver el atardecer y cenar en Far Nomo.


Día 6: Salida por la mañana a Cadaqués. Callejear el pueblo, tomarse las fotos de rigor, visitar la Casa/Museo de Dalí y comer. Por la tarde llegada al hotel en la zona de L’Escala/Sant Martí de Empúries. Cena en el hotel.


Día 7: Día de descanso y relax en playa y hotel.


Si tienen más tiempo del que yo pude disponer, yo no dejaría de ir a Tossa de Mar, Llafranc y Tamariu, alquilaría un barco para recorrer calas, y visitaría el museo Dalí en Figueres.



16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo